Detectores de Oxígeno y CO2

¿Por qué usar detectores de O2 y CO2?

Hay dos gases que suponen el mayor riesgo para el personal de un laboratorio: el oxígeno y el dióxido de carbono. Por tanto existen determinadas razones por las que su control previenen desgracias. 

En el caso del oxígeno, la ausencia del mismo (o incluso que haya bajos niveles del mismo) puede producir pérdida de consciencia, daños cerebrales graves e incluso la muerte por asfixia. 

En cuanto al dióxido de carbono (CO2) es bien conocido como un “asesino silencioso”, pues no tiene un olor reconocible como otros gases (por ejemplo, el butano). Esto hace que si los niveles de CO2 van aumentando, nadie se de cuenta hasta que sea demasiado tarde. 

¿Qué propone CryoGas para resolver esto?

Existen dos tipos de sistemas de detección que permiten controlar en todo momento los niveles de oxígeno y de dióxido de carbono, según se necesite en cada caso. Concretamente nos referimos a los detectores de sala y los detectores personales. Puede obtener más información haciendo pinchando en cada uno de ellos a continuación:

¿Tiene alguna duda sobre sistemas de detección de O2 y CO2?
¡Pidanos asesoramiento sin compromiso!