Habitualmente, en las salas de criobiología, la conexión entre la línea y el contenedor criogénico tanto de muestras como los pulmones, se efectúa con flexibles convencionales que se forran con Armaflex o similares. Con el tiempo, este material se cuartea dejando grietas al aire que se llenan de hielo por condensación y dificultan el movimiento de los contenedores.

Esta conexión se puede mejorar tanto la estética de la sala como la eficiencia de todo el trazado, con el uso de los flexibles o latiguillos aislados al vacío.

Estos latiguillos son superflexibles con un mínimo radio de curvatura de 150 mm.

Los tubos interno y externo son de acero inoxidable 304L.

Los extremos tienen rosca ¾”x16 UNF en dos piezas para conectar directamente el Nitrógeno Líquido al contenedor y a la línea.
El tamaño es DN10/PN10 y para entrega inmediata la longitud estándar es de 1.500 mm

Hay dos versiones disponibles: con un extremo acodado y con ambos extremos rectos.

En Cryogas trabajamos para ofrecer soluciones a sus necesidades.

Pídanos presupuesto sin compromiso y le atenderemos en la mayor brevedad posible.